Procesionaria, todo lo que necesitas saber

La llegada de la primavera y las buenas temperaturas trae consigo una preocupación para todos los que tenemos perros.

Si tu gato, sale a la calle, esto también te interesa.

Pasear alegremente, en manga corta, acompañado de tu peludo por el parque, conlleva algunos peligros cuando la PROCESIONARIA aparece.

EVITA pasear por bosques o zonas de pinos sin tener a tu perro a la vista, su curiosidad al encontrarse con el trenecito de orugas puede acabar mal.

¿Dónde y cuándo aparece la procesionaria?

Abunda en los pinos de Europa del sur y central, pero también aparecen en cedros y abetos.

Crea unas “bolsas” muy fáciles de distinguir en los árboles por su tamaño y color blanco.

En esta época del año, entre febrero y abril, la procesionaria abandona su nido para pasar de larva a crisálida. Las orugas bajan por el pino en fila india con el fin de enterrarse en el suelo donde termina su desarrollo y volar en julio como mariposas. Aquí es dónde comienza el problema para perros y niños ya que esa fila india caminando suavemente al compás de la líder, llama fácilmente la atención de pequeños y peludos.

Peligros de la procesionaria

Son extremadamente venenosas.

Producen urticarias y alergias en personas y en animales.

Las orugas tienen miles de pelillos que son como dardos envenenados y sueltan “histamina” al sentirse amenazadas.

Síntomas de alerta por contacto con procesionaria

  • SALIVACIÓN, BABEO
  • INTENTA RASCARSE DESESPERADAMENTE, agita la cabeza o la restriega por el suelo
  • HINCHAZÓN EN BOCA, CARA O PÁRPADOS
  • MANCHAS ROJIZAS EN LA LENGUA Y AMPOLLAS
  • NO PUEDE CERRAR LA BOCA
  • JADEA POR EL DOLOR
  • PRESENTA DIFICULTAD PARA RESPIRAR

Lesiones que provoca la procesionaria

Necrosis en la boca – aparecen manchas, ampollas y algunos trozos de lengua pueden caerse.

Muerte – Si el perro ingiere estos gusanos o la zona afectada de la lengua es muy grande.

Qué hacer si mi perro entra en contacto con la procesionaria

  1. Lava la zona afectada con agua caliente sin frotar (el agua caliente inhibe la toxina)
  2. Corre a un veterinario
  3. Alerta a las autoridades locales de la presencia de procesionaria en la zona
    1. BARCELONA – deja constancia de tu reclamación en este link

Ojo, los perros de raza Shar-pei son especialmente sensibles.

Debido al cambio climático, la procesionaria se ha hecho más fuerte y se ha convertido en una auténtica plaga. El calentamiento global favorece a que la procesionaria colonice cada vez zonas más altas.  

Haz lo que esté en tu mano para ayudar al planeta!

*Este artículo ha sido escrito en base a nuestros conocimientos y amor incondicional por los perros y gatos pero en ningún momento sustituye el consejo de un veterinario. The CRU estaremos encantados de intentar resolver cualquier duda que puedas tener pero si tu peludo sufre alguna patología recomendamos que consultes con un veterinario colegiado.

Compartir:

ARTÍCULO ESCRITO MIENTRAS ESCUCHAMOS MÚSICA HAPPY DE NUESTRA PLAYLIST “CRU TUNES” EN SPOTIFY.